Los rellenos de las fundas nórdicas son fundamentales para aprovechar adecuadamente esta prenda de nuestra cama. Y es que, dependiendo de las temperaturas que se alcancen en nuestro entorno, tendremos que escoger entre un modelo u otro. Así, por ejemplo, para zonas más calurosas o para utilizar en épocas de calor, lo mejor es seleccionar un relleno nórdico ligero; mientras que para zonas en las que se alcancen bajas temperaturas, lo mejor es escoger aquellos rellenos más gruesos, que nos aíslen del exterior. En Estrellita La Valiente tenemos diferentes modelos que se ajustan a diferentes tamaños de cama o cuna (y por ende de funda), que se caracterizan por lavarse fácilmente a máquina y que incluso se pueden meter en la secadora.
En general, los rellenos nórdicos de Estrellita la Valiente son sintéticos, con un gramaje de 250gr de fibra hueca siliconada. Un relleno ligero y transpirable, se adapta al cuerpo sin problemas.