trucos para fotografiar a los recién nacidos

Consejos y trucos para fotografiar a los recién nacidos

La llega de un nuevo miembro al hogar incrementa nuestro interés por dejar constancia de todo lo que le ocurra. Los cambios que se van a producir en su cuerpo se van a suceder a gran velocidad y queremos retenerlos en nuestra memoria. De ahí que la cámara fotográfica sea nuestra aliada perfecta ante la cantidad ingente de información que se sucederá, especialmente desde el nacimiento hasta el primer año.

En Estrellita La Valiente sabemos que fotografiar niños y niñas pequeños y pequeñas es muy complicado. Y que, en el caso de los recién nacidos, cualquier movimiento o gesto requiere de un cuidado especial. Por eso hemos querido ayudaros recopilando trucos y consejos con los que poder fotografiar a los recién nacidos consiguiendo resultados espectaculares. Presta atención y ponte manos a la obra.

trucos para fotografiar a los recién nacidos

Trucos para fotografiar a recién nacidos

Las fotografías a las que nos referimos con este titular son las que se realizan durante los primeros días de vida del pequeño o la pequeña. Para ello lo primero que debemos hacer es decidir si queremos imágenes elaboradas (donde se utiliza atrezzo y al estilo de la fotógrafa Anne Geddes) o espontáneas naturales en las que captemos al pequeño o a la pequeña en su ambiente natural, con su ropa de bebé y en los momentos donde podamos ver sus gestos cotidianos.

En ambos casos, lo mejor es que el pequeño o la pequeña se encuentre a gusto, relajado y tranquilo. No es que llorando salgan peor, pero trabajar con un modelo en este estado de ánimo es muy complicado y pone a prueba tus nervios y tu paciencia.

Par obtener espontáneas bonitas y llenas de ternura, lo mejor es seguir los siguientes consejos:

  1. Si queremos captar sus momentos de sueño, lo mejor es hacerlo los 15 primeros días de vida. Y es que tras el agotador proceso del parto (y nacimiento) los bebés suelen dedicar buena parte del día a dormir. En este momento es cuando suelen mantener la postura fetal que tenían en el vientre materno. Por lo que si buscas este resultado debes aprovechar este momento.
  2. Planificar bien la sesión de trabajo. Para ello debes tener en cuenta los horarios del bebé, sus horas de sueño y sus comidas, el momento en el que suele estar más receptivo y aquellas en las que mejor no tocarle. También debes cuidar mucho el espacio en el que quieres tomar las imágenes. Debe ser un lugar seguro, con una temperatura adecuada (entre 22 y 25 grados centígrados es lo adecuado si el pequeño está vestido; de lo contario algún grado más será necesario), bien iluminado, tener a mano todos los elementos que vayas a emplear a mano, etc.
  3. Debes aprovechar bien el tiempo. Para ello  nada mejor que planificar adecuadamente la sesión de trabajo. Aunque dejes margen para la improvisación, intenta no depender de ella.
  4. Emplea pocos elementos. Recuerda que el protagonista o la protagonista de las fotos es el bebé y no los complementos que empleas para la imagen. Sobre todo si tienes que forzar sus posturas o si tienes que molestarle mucho para conseguir el resultado que persigues. Lo único que puedes conseguir es que se enfade y comience a llorar.
  5. Evita el uso del flash directamente dirigido a su cara. Esto les molesta. Los profesionales sí recomiendan el uso de flash de rebote o de luces indirectas. Eso sí, lo mejor es utilizar luz natural, así que si puedes evitar este tipo de iluminación; muchísimo mejor.

 

Si sigues estos consejos y trucos para fotografiar a los recién nacidos obtendrás imágenes muy bonitas y naturales que te ayudarán a recordar cómo era tu hija o hijo en sus primeros días de vida.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *